16 de abril de 2013

Núvol i cadira

Antes de llegar a la Fundació Antoni Tàpies, en sus orígenes Editorial Montaner y Simon, encontramos una de las obras más conocidas de Antoni Tàpies, quizás la más visible, quizás la más criticada.
Una nube metálica formada por tubos de aluminio anodizado y tela metálica de acero inoxidable situada sobre los bustos de Dante, Cervantes y Shakespeare (origen literario del edificio) nos informa del carácter del edificio que sobrevuela, además de convertirse en si misma en un punto de referencia turístico.

Dicha nube, coronada por una silla (núvol i cadira, 1990), además de ser un aperitivo de lo que podemos encontrar en el interior de la fundació, resuelve un problema de diferencia de altura entre los edificios vecinos y la propia fundació. 

Antoni Tapies, con la colaboración técnica de Pere Casanovas, consigue realzar un edificio que había quedado encorsetado entre dos medianeras. 

La nube consigue dar mayor entidad al edificio, hace desvanecer las dos medianeras y en consecuencia desaparece la diferencia de alturas que hay entre los tres edificios.


¿Quieres saber más?
"La Vanguardia" Domingo, 2 Noviembre 1986
Artículo de Lluis Permanyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

POST+POPULARES